viernes, 29 de abril de 2011

OTROS POEMITAS

  
 ENCUENTRO
  
Alegre el encuentro
¿Por que?
Un te quiero, un abrazo,
Una sonrisa, un te extraño;
Quédate un poco más,
 Hablemos…
  
SOÑAR

          Duermo y sueño,Quisiera recordar…
Pero no;
Una trama, ¿Cuál será?
   Esperemos… Quizás recordaré


 ¿SABES?

Amo a alguien,
El me amó primero,
Puso sus ojos sobre mí,
 Me mostró su amor incomparable
Dióle sentido a mi vida,
Propósito, finalidad.
Ese alguien, es Jesucristo,
Mi Salvador y Señor
Es mi amado,
Lo más grande y sublime,
¿Quién es El para Ti?
  
 CUANDO


Cuando pienso en tu amor
Yo me siento segura
Mi tristeza y angustia
¿Para qué, si estás Tú?

 EL CONOCE TODO 

El poema es un intento
Que pretende expresar
Anhelos, tristezas
También alegrías.
No todo es posible
Tampoco expresar
No entiendes o acaso,
¿No puedes decirlo?
Pero alguien comprende,
Aun sin palabras que no necesitas
Siquiera decir;
¡Sostiene mi vida!
¡Da aliento a mi ser!
Nada queda oculto
Ante su presencia
 Poemas expresan algo de mi ser
El conoce todo,
Yo intento expresar...
  
 GRACIAS SEÑOR

   Cuando sufro, me aflijo, me duelo;
Me acobarda el dolor,
   Necesito que alguien escuche…
¿Quién?  Pregunto,
¿Podría hacerlo como Tú Jesús?
Que conoces de mi vida todo,
   Aquello que yo misma no puedo conocer.
Sales, al encuentro mi Señor atento;
Me escuchas, consuelas
Me brindas tu amor,
¡Gracias mi Señor!
  
 YO CONOCI EL AMOR

            Yo conocí el amor de Dios
Al conocer a Jesucristo
Al revelarse plenamente
  Un gozo inmenso me inundó.
Que regalo precioso
Recibí yo por fe.
Salvación, vida eterna,
Del amado Jesús. 

 UN REGALO TUYO ES

 Personas hay muy bellas,
Especiales en mi vida;
Yo las amo Señor.
Reflejan ellas, tu bondad,
Con su apoyo y comprensión.
La amistad verdadera,
El servicio amoroso,
La mano que se tiende,
El corazón que acoge;
Regalo tuyo son.
   
  ¿QUE  HACER ENTONCES?

    Hay cosas en la vida difícil de lidiar
Preguntas sin respuestas
Anhelos sin cumplir.
Qué pues hacer entonces
Si se acerba el conflicto
¿Esperar, postergar,
Aceptar, no aceptar?
 ¡Todo tiene su tiempo 
El tiempo llegará! 
 Y a cada día le basta
  su propio afán.
  
  ¿QUIEN CUIDARA DE TI?

La mente parece comprender,
El corazón no acepta las razones
Pretende la lucha cercarme
Pero la mente gana la batalla
    Qué anhela que el corazón no se lastime
Pobrecito corazón adolorido
¿Quién cuidará de ti?
Cuando cansado estás
Cuando no puedas más
 ¡No temas que Dios es soberano!
El tubo provisión para ayer
Para hoy para el mañana
No desmayes, Dios te ama
Ten fe, descansa de tu afán
Solo no estás, si Dios está contigo.
Corazón tienes dueño, eres amado.

  HAY UN AMOR TAN GRANDE

Hay un amor tan grande
Un amor tan sublime
Jamás contaminado
Ni fácil de mudar.

Amor que no fenece
Que no termina nunca
Y  ha llegado a mi vida
Cautivando mí ser.

Es el amor de Dios
Tan perfecto, infinito;
Que si tú lo conoces
Y disfrutas también.

Transformará tu vida
Se gozará tu alma
Compartirás con otros
Así como lo hago yo.

La dicha de tener
Al Dios maravilloso
Al Dios que te ha mirado
Dador de todo bien.

 OBRA DE TUS MANOS

  Maravillada estoy Dios de tu amor,  
Creada a tu imagen y además, 
Revestida de Cristo, y cada día;
Creciendo por medio de tu Espíritu.

 Hija tuya ¡Oh Dios!, perfeccionas en mí,
La obra de tus manos cual al barro;
En manos de alfarero, que su modo;
Moldeas cada día con esmero.

Un proceso divino desarrollas en mí;
La acción de  tu Espíritu en mi ser;
Que me hace siempre vivir agradecida,
Sumida en profunda adoración a Ti.

 SEGURA ESTOY

Castillo mío, fortaleza mía,
 Pronto refugio en la tribulación;
Es Jehová Dios de los ejércitos,
Mi roca, luz y salvación.

No temeré mi Dios me guarda;
En paz completa está mi corazón;
 No desmaya mi espíritu entretanto,
Recurro a El en mi oración.

Segura estoy de sus promesas,
De su infinito amor y bendición;
Su palabra me habla de continuo,
Instruyéndome y dado dirección. 

PUEDO DESCANSAR

A frescas aguas el Señor me guía,
Al agua de reposo voy confiada,
Cuando cargada estoy, en esta vida,
La fuente inagotable del amor me espera.

Mi Dios amado calma cada día,
La sed que a mi alma agobia.
A mi cansancio El con suave
Bálsamo alivio pronto da.

Un gozo profundo inunda mi ser,
Al poder confiar mi vida plenamente,
En las benditas manos del Dios soberano,
Omnipotente, amoroso, y omnisciente.
  
 VEN AL SALVADOR JESÚS

Si te sientes solo y triste en esta vida
Ven al Salvador Jesús que falleció por ti
Que te ama y cuida tiernamente cada día
  Deseando que  dependas de su ayuda y provisión.

En tus fuerzas no podrás tenerte firme,
Solo Jesús te puede dar de su poder,
 Confía en su fidelidad siempre constante,
En su perdón y en su infinito amor.

(Poemitas)Virginia Lopera

No hay comentarios: