sábado, 14 de mayo de 2011

Seguridad de Salvaciòn


Solamente en Cristo, solamente en El la Salvaciòn podràs tener, no hay otro nombre dado a los hombres. Solamente en Cristo, solamente en El. La verdadera conversión parte del hecho de haber sido regenerados por Dios y asì colocar solo nuestra confianza en El respondiendo a su llamado eficaz e irresistible a arrepentimiento y fe en el ùnico y verdadero fundamento de la fe Jesucristo. La Salvaciòn es obra de Dios desde el principio hasta el fin.
 Leamos Juan 1:12 y 13  Juan 14:3 al 16

Conversión

Se refiere a la acción de volverse del mal hacia Dios. Dios convierte (Hechos 21:19) Se nos habla en Juan 3:3 al 16 ese milagro que Dios hace en nosotros quede perdidos pasamos a ser salvos por su gracia y misericordia, de ser  no regenerados en regenerados . Esto se produce a través de la predicación del Evangelio (Rom. 10:14; 1 Cor. 15:1-4) y resulta en arrepentimiento (Hech. 26:20) y una nueva creación (2 Cor. 5:17). 
Hay una lista de los frutos de la conversión en Gál. 5:22-236

Convertirse implica en creer que solo Cristo es la ùnica solución para ser aceptos ante Dios. También en que El es el único autor de la salvación.  La fe es un don de Dios porque los muertos en delitos y pecados estàn ciegos espiritualmente, sordos y sin vida. El Epìritu que sopla donde quiere es el que regenera y comienza una obra eficaz. Llamados por Dios al arrepentimiento y la fe podemos ya responder a èste llamado.
Leamos Juan 3:16  Juan 1:6  Juan 5:24  Juan 6:44 Efesios 2:1 al 10 Juan 1:13 Juan 6.44 Juan 17:2  Juan 14:17  Rom 9:16  Juan 3:8

Seguridad de salvación

Si nuestra fe fuè puesta en Cristo y no en obras sì podemos tener seguridad. Esa fe que viene por el oir pero que es un don de Dios. Si el objeto de la fe es solamente Cristo y por supuesto lo que dice su Plabra a cerca de como ser salvos; podemos creer que el que comenzò la buena obra en nosotros la terminarà hasta el fin. La Biblia nos da muchos textos sobre el tema para no confundirnos con pensar que parte de nosotros por hacer obras como confesar pecados a alguien o rituales de toda clase o nuestros esfuerzos por ser limpios. La Justicia de Cristo es aplicada a nosotros solo por su obra en la cruz en los que somos de la fe en El ùnico y suficiente mediador.
Es imposible si no hemos nacido de nuevo espiritualmente por medio de la obra del Espìritu. 
El Arminianismo enseña algo muy distinto, Pero es importante afirmanos en la verdad del Evengelio de la gracia que nos dice que la salvaciòn no es por obras para que nadie se glorìe sino que la inicitiva es de Dios. El dispone nuestro corazòn y nos da uno nuevo. 
Textos Bíblicos:

 Juan 5:24 1 Juan 5:13 Juan 20:31 Hebreos 10: 24 Juan 10:28,30
Juan 10: 27 al 30 Romanos 10:27 Juan 10:14-15

SOLAMENTE EN CRISTO

Hay seguridad de Salvaciòn
Importante afirmarnos en la sana doctrina, cuando corren por doquier vientos de doctrinas que enfatizan el humanismo y las estrategias a veces diluyendo o llevando un mensaje equivocado.
Es un tiempo difícil y nuevas personas llegan a las comunidades que necesitan conocer el Evangelio de la gracia.
La reforma personal ni el asistir a una Iglesia nos hace cristianos. Solamente Dios el que hace su obra y su Palabra testifica de ella.

No hay comentarios: